jueves, 20 de octubre de 2016

Makoto Maruyama

Para un remanso de paz, nada como el trabajo de Makoto Maruyama (Japón).
Dulce, inocente, onírico.

Como para escaparse el fin de semana y alojarse en una de sus casitas (y dormir una siesta bajo un árbol!!!!!!!!!!!!!!).

Justo lo que el corazón necesita.























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada