martes, 10 de julio de 2018

Pescaíto frito con Ramón París

Hace años atrás, cuando vivía en Barcelona, fui una vez a ver a Belén Amaya.
Al día siguiente, en una nota que salió en un diario digital (esto era mucho antes de las redes sociales; ¡Dios, qué vieja me estoy poniendo!), la gente dejaba sus comentarios del espectáculo.
Y había un andaluz que nunca olvidaré, que le puso algo así como (con mucha más gracia que yo, obviamente): "Belén, después de verte bailar, me sentí como tu amigo. De esos que después del show te invitarían a la playa a comer pescaíto frito".

Pues eso justamente es lo que me pasó después de mirar el libro Duermevela de Ramón París (Venezuela) y de leer esta entrevista donde cuenta cómo lo hizo.

Qué pena que el mundo físico no sea tan cercano como el virtual, porque si no, seguro lo invitaba a comer pescaíto!






















1 comentario:

  1. Gracias Joanna
    Qué bien y que bonito todo, las ilustraciones, la entrevista, una maravilla!!
    Gracias por estar ahí, enseñando maravillas así
    Un abrazo laaaaargooooo y lleno de cariño
    Emilia

    ResponderEliminar