sábado, 11 de octubre de 2014

Y vino la noche de Islena Neira

Hace un tiempo les conté del concurso para ilustradores noveles convocado por la revista Fuera [de] Margen.
Pues lo ha ganado la joven Islena Neira (España), alumna de la Escuela de Artes de Zaragoza, con una bellísima propuesta para ilustrar un texto de Ana María Matute.

«Por fin, un día, vino la noche. Entró en el cuarto y se lo llevó todo. “Madre, qué árbol tan grande”, dijo el niño, perdido entre sus ramas. Pero ni siquiera oía ya la voz que repetía: “No importa niño, no importa”.»
(Los niños tontos , Ed. Media Vaca, 2000, p. 42)

Partiendo de esta idea y adoptando las palabras finales y el tono lírico de Matute, Islena Neira toma las figuras de la noche, el día y el árbol para construir su propia alegoría sobre la vida y los efectos del paso del tiempo. 

Sus imágenes están cargadas de dramatismo y crean una atmósfera que envuelve y deja la puerta abierta para soñar. ¡Un muy merecido premio!









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada